martes, 26 de mayo de 2009

ANATOMÍA COMPARADA y EMBRIOLOGÍA.

Un poco de historia...

El organismo no es una simple forma geométrica, sino un mecanismo todas cuyas partes cumplen ciertas y determinadas funciones; y por otra parte, los fenómenos que en el mismo tienen lugar, están condicionados por su misma estructura.
En el estudio de las formas orgánicas, el primer problema formulado con claridad con respecto a los animales, por Aristóteles, y por Teofrasto con respecto a los vegetales, fue la pregunta: ¿de qué “partes”, según la expresión de Teofrasto, se componen los organismos? El problema consistía en establecer unos rasgos radicales de similitud en la estructura, esto es, de órganos uniformes semejantes que se repetían siempre en los más diversos organismos.
Tiempo después Goethe propuso que todos los organismos representan solamente productos de la variación, de la metamorfosis de un organismo básico. Él decía que el estudio de la metamorfosis en sentido literal, nos convence de que los órganos más diversos, exteriormente distintos, de unos organismos, pueden haber emanado, uno de los otros. Esto hace pensar involuntariamente que los órganos semejantes de organismos distintos, expresan una unidad real y efectiva del origen de los organismos.
Con esto se pudo decir que en el mismo organismo encontramos no sólo partes parecidas, sino las mismas que en otros. En el siglo XVI Pedro Belon expuso esa idea comparando, el esqueleto de un ave y el de un hombre.
Encontrando en los dos, algunas partes dispuestas en el mismo orden. Esta rama de la ciencia que estudia el organismo animal, ósea la anatomía comparada, encontró a los fines del siglo XVII a Vicrd ´ Azyr el fundador de esta ciencia joven, cuyo trabajo fue tomado después de su muerte por Cuvier.
A medida que se iban acumulando los hechos, esta idea se ponía más en claro, pero fue formulada con precisión en el siglo XIX por Owen, en el sentido de que al estudiar las formas animales debemos distinguir dos clases de similitudes una basada en el parecido, o identidad de las funciones fisiológicas; la otra basada en la identidad estructural, ósea en la composición morfológica. Los órganos de la primera clase llamados análogos, mientras que los segundos homólogos.
El término homología tiempo después sirvió como evidencias que ponen de manifiesto la existencia del proceso evolutivo.
En el siglo XIX aparecieron las obras de Bisch, quien hecho las bases del estudio sobre la similitud de los tejidos que se encuentran en todos los organismos vivientes y en el cuarto deceño del mismo siglo Schleiden y S chwann aparecieron con su estudio sobre la célula, como unidad elemental de la que están formados todos los órganos. Todos los organismos se componen, al principio, de una de esas células, que sólo más tarde se multiplica infinitamente y se modifica en su aspecto.
A la par del estudio comparado realizado sobre los organismos, en el estado de completo desarrollo, comienza también a partir de la segunda mitad del siglo a aplicarse sistemáticamente otro método, esto es, la investigación del mismo organismo, en los estados sucesivos de su existencia embrionaria que más tarde tomó el nombre de la historia del desarrollo ó sea EMBRIOLOGÍA fundada por Báer.
En estos tiempos los sabios estaban agrupados en dos sectores opuestos, en cuanto a esa cuestión.
La opinión de uno era que el embrión de cualquier organismo solamente se desarrolla, es decir, se desenvuelve, todas sus partes ya están preparadas dentro del embrión primitivo invisible, debiendo solamente crecer hasta asumir las dimensiones visibles. En sus bases, se hallaba la teoría de la evolución o involución (se utilizó este término porque con el primero están ligados conceptos completamente distintos en los tiempos actuales). Se tuvo que admitir que si el embrión de un individuo dado no presenta en su desarrollo ningún proceso de formaciones nuevas, todas las generaciones que han de aparecer en este mundo, han de preexistir completamente listas en el embrión. Tal fue la teoría de la preformación y el estadio Bonnet. Desde este punto de vista, el desarrollo constituía solamente el crecimiento de embriones, colocados desde la eternidad, uno en el interior de otro.
El embrión era siempre parecido así mismo, a la vez que a un organismo completamente desarrollado.
Contra esta teoría se adhirió Wolff con sus observaciones directas que probaban y demostraban que, en el comienzo de su desarrollo el organismo en nada se parece a lo que será en el estado de desarrollo acabado, y que cada etapa intermedia difiere de la que la antecede, y de la que le sigue. El organismo no preexiste en forma completamente acabada en estado embrionario, sino que se va formando en cada individuo. Este proceso diferente de la involución fue llamado por Wolff epigénesis.
Desde el punto de vista de la epigénesis, la vida del embrión ya nos ofrece en el sentido literal de la palabra, la historia del organismo. TIMIRIAZEV. K. A. El método histórico en la biología.

Evidencias del proceso evolutivo
Las investigaciones sobre anátomia comparada,disciplina encargada del estudio de las similitudes y diferencias en la anatomía de los organismos, han sido empleadas para determinar las relaciones entre grupos de organísmos, considerando que cuanto más similares sean las estructuras internas de dos especies mayores deben ser las relaciones de parentescos entre ellos. Así, los estudios realizados de la anatomía interna de los miembros anteriores de distintos vertebrados ponen en manifiesto que dicha estructura interna es notoriamente similar, a pesar de las funciones diversas que cumplen. Mientras que la presencia de las alas de las aves permite el vuelo, los miembros delanteros de muchos mamíferos estan adaptados a diversos terrenos o bien son útiles para tomar objetos. Esta similitud es comprensible si se sotiene que los miembros anteriores de aves y mamíferos evolucionaron de un ancestro en común y se modificaron para cumplir funciones diferentes.
En algunas especies, es posible encontrar estructuras vestigiales o rudimentarias que no tienen ninguna función. Estas estructuras son homólogas a otras que se encuntran en diversos vertebrados y han quedado como un recuerdo evolutívo. En los humanos, es posible encontrar un conjunto de órganos vestigiales que ponen de manifiesto las relaciones evolutívas con otros mamjíferos, por ejemplo, los huesos reducidos de la cola, la presencia de la muela de juicio o el apéndice del ciego.
Tanto las estructuras vestigiales como las homólogas son evidencias de la adaptación de los organísmos a diferentes ambientes.
Los estudios de la anatomía comparada han permitido también describir un conjunto de órganos que tienen funciones similares aunque un orígen embrionario y una estructura diferentes. La anatomía comparada es la rama de la biología que ha proporcionado las evidencias estructurales de la evolución. Bocalandro, Frid Y Socolovsky. Ecología y evolución. 2004

La embriología es el estudio de los procesos de transformación de una célula huevo o cigota en nuevo individuo. Estre proceso se puede dividir en cuatro etapas, durante las cuales se produce el desarrollo y el crecimiento del embrión.
Las etapas iniciales del desarrollo embrionario de especies como los peces, mamíferos y reptiles son muy similares, y sólo se diferencian en las etapas finales. La única explicación posible es que un mismo plan de desarrollo ha sido transmitido en el origen. Y si a través de las eras geológicas, los peces han evolucionado en anfibios, que a su vez se transformaron en reptiles, y luego en mamiferos es lógico encontrar en el desarrollo del embrión del mamífero las etapas iniciales que recuerdan los embriones de pez, anfibio y reptil. Esta prueba es particularmente importante ya que en la hipótesis según la cual las especies de mamífero habrían sido creadas individualmente, es inexplicable que sus embriones pasen por un estado de organización que recuerde la adaptación a la vida acuática de los peces, presentando incluso franjas branquiales. La génesis de un individuo ofrece de esta manera un resumen de la evolución de la especie. http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=77640